Ayer se concretó la firma del traspaso de las plantas lácteas de Chivilcoy (Buenos Aires) y Morteros (Córdoba) y las marcas Las Tres Niñas y Angelita.

Las plantas lácteas de Chivilcoy (Buenos Aires) y Morteros (Córdoba) y las marcas Las Tres Niñas y Angelita ya son propiedad del grupo agroindustrial Adecoagro. La firma de las escrituras de traspaso de SanCor Cooperativas Unidas Limitadas al comprador, por US$45 millones, se concretó ayer en Sunchales, sede de la cooperativa láctea.

A partir de ahora, se avanzará en el proceso de transferencia de los trabajadores asignados a las mismas plantas. “Se cerró el proceso iniciado el año pasado cuando se anunció el denominado Plan SanCor, que incluyó el achicamiento de la cantidad de empleados de acuerdo a un esquema de retiros voluntarios y el desprendimiento de cuatro plantas. Se trata de Brinkman, en Córdoba (con un depósito importante de quesos y acondicionamiento de materia prima para seleccionarla por calidad); Coronel Charlone, Buenos Aires (elabora roquefort); Moldes, Córdoba, (queso pasta dura para exportación y mercado interno) y Centeno, Santa Fe. Ese plan también incluyó la venta de acciones de Arla Foods, la venta del 10% del negocio de frescos restante a Alimentos Refrigerados SA, junto con dos marcas y el centro de distribución Córdoba”, explicó a LA NACION una fuente vinculada con la cooperativa.

La fuente recordó que “se fueron dando todos los pasos que SanCor había anunciado desde 2017. No se dejó de cumplir con ninguno”.