Entre enero y noviembre las exportaciones de carne vacuna subieron 76,7%, hasta superar el medio millón de toneladas res con hueso equivalente, según la secretaría de Agroindustria de la Nación.

“En los últimos 30 años, en solo siete oportunidades los envíos desde la Argentina superaron el volumen de 500.000 toneladas de res con hueso”, subrayó la cartera productiva.

Esto implicó para los frigoríficos un negocio de 1.779 millones de dólares, agregó Agroindustria.

Para el titular del área, Luis Miguel Etchevehere, “el 2018 quedará en la historia de las exportaciones de la Argentina por el crecimiento de las mismas, la apertura de Japón para cortes procedentes de la Patagonia, y la reapertura de los Estados Unidos luego de casi 18 años de registrarse los últimos embarques a ese destino”.

Y el boom no es solo argentino: la oferta de carne vacuna al mundo desde el Mercosur representará este año el 33 por ciento del comercio mundial.