Se debe a que productores yerbateros actualizarán en breve el precio de la materia prima de la yerba mate.

En consecuencia, estiman que el costo del kilo superaría los $150 en los comercios. El precio actual del kilo de hoja verde es de $ 8,40 y el kilo de canchada es de $ 31,90. Los costos se elevarían entre $ 10,83 y $ 13, y $ 40, respectivamente.

“El sector no fue ajeno a los efectos de la inflación y sufrió los impactos en el combustible, los herbicidas y sobre todo en los fertilizantes para suelo”, dijo Esteban Fridlmeier, integrante del directorio a diario Época de Corrientes. Sin embargo, el empresario señaló que no necesariamente el aumento afecte de manera inmediata al precio en las góndolas.

“Si los comerciantes tiene acumulado suficiente stock no deberían trasladarlo de forma inmediata. Estos incrementos son partes de la actividad económica argentina, siempre hay modificaciones cuando se dan procesos inflacionarios”, argumentó.

El aumento se encuadra en un procedimiento establecido por ley que les permite a los productores actualizar el precio en base a los costos del proceso productivo. En las góndolas, el precio del kilo de yerba mate oscila entre $ 90 y más de $ 100, valores que se mantendrían hasta el 31 de marzo. Con los nuevos valores, el paquete pasaría a costar alrededor de 160 pesos. Los montos se mantendrían entre abril y septiembre de 2019.

“Debemos tener en cuenta las necesidades de los obreros quienes también exigen mejoras salariales por valores fijados en paritarias”, indicó Fridlmeier.

Los representantes de la cadena productiva de la yerba mate decidieron pasar a un cuarto intermedio hasta el jueves 21 de febrero, tras la segunda reunión llevada a cabo hoy y en la cual no se pudo llegar a un acuerdo por los nuevos valores de la hoja verde de yerba mate y la canchada, informaron desde el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM).

La segunda sesión se realizó ahora en la sede del INYM, en Posadas, donde se busca acordar los valores de la materia prima para la próxima temporada, que se extenderá desde abril a septiembre de 2019.

El martes se había realizado la primera reunión en el INYM, en donde los productores de la zona centro y sur presentaron una grilla de costos con dos posturas, una es de $ 15,36 y otra de 50 centavos de dólar, para el kilo de hoja verde.

En la oportunidad, los industriales ofrecieron pagar $ 10,38, lo que representa un aumento del 9 % de los valores actuales, propuesta que fue rechazada por los productores que dijeron que estaban dispuestos a “flexibilizar” a un piso mínimo de $ 13.

Desde el INYM recordaron también que hasta el 31 de marzo próximo se encuentran vigentes los valores de $ 8,40 para el kilogramo de la hoja verde y $ 31,90 para el kilogramo de la canchada, en ambos casos puesto en secadero.

En el caso de no prosperar un acuerdo de precios de la materia prima para la próxima cosecha, será la Secretaría de Agroindustria, a cargo de Luis Miguel Etchevere, la que se encargará de laudar un nuevo precio, según establecen los estatutos del INYM.