La Federación de Viñateros de San Juan difundió ayer un informe realizado entre productores de San Juan y de Mendoza.

El informe, que reproduce Diario de Cuyo, indica que la próxima cosecha será igual o menor a la del año pasado, porque aseguran que se registran bajas de hasta 40% en la producción de variedades de uvas para pasas, y hay menor volumen en las de vinificar, por los daños de granizo en Mendoza y por insuficientes abonos y fertilizaciones realizado, ante el quiebre económico que sufre el sector.

El documento busca contraponer la información que están dando a conocer sectores industriales -acerca de que se viene una cosecha abundante- con el objetivo de evitar que se instalen versiones que según el presidente de la entidad, “buscan tirar abajo los precios que se le pagan al productor por la uva”. “”Dicen que habrá mayor oferta de uva y que se suma al sobrestock que tienen las bodegas para evitar pagar más al viñatero ahora que se acerca la cosecha”, dijo ayer Eduardo Garcés, presidente de la Federación. Agregó que mientras el INV dio a conocer que existe un sobrestock de 6 meses y medio, las bodegas hablan de 11 meses, “una barbaridad”.

La entidad indicó ayer que el sondeo se realizó entre socios de la entidad local, cámaras paseras y de productores de uva de mesa sanjuaninas, además de las entidades mendocinas Centro de Viñateros y Bodegueros del Este y la Asociación de Productores de Mendoza.

Hay que destacar que se trata de un sondeo informal, sin controles, y que prospera en momentos que el INV, desde el año pasado dejó de emitir el primer pronóstico de cosecha que históricamente se hacía en este mes. La proyección de los productores para la uva de consumo en fresco es de un volumen similar al año 2018, mientras que las variedades para pasas vienen con una merma que ronda entre un 40% y un 50%, en relación a la temporada pasada. En uva para vinificar consideran que el volumen será igual o menos que el año pasado en variedades tintas, blancas y mezclas. En Mendoza indican que hay 11.000 hectáreas de parrales afectadas por granizo. En cuanto a las regiones, dicen que en el Sur (San Rafael y General Alvear) se observa menos producción que el 2018, lo mismo que en San Martín, Junín y Rivadavia -que concentran el 70% de la producción. Sólo en el Sur medio -Valle de Uco y Tupungato, se espera mayor producción por parrales nuevos, lo mismo que en el Norte -Lavalle y Las Heras- que sólo concentran el 10% de la producción.

Las cifras oficiales del INV señalan que la cosecha vitivinícola llegó en la última vendimia a los 2.570 millones de kilos de uvas cosechados, un crecimiento del 31% respecto a la cosecha anterior. El 97,8% ingresó a bodegas y/o fábricas de mosto, el 2% a secaderos de pasas y sólo el 0,3% de la uva se destinó al consumo en fresco. La provincia de San Juan tuvo una cosecha de 714 millones de kilos, y Mendoza, 1.715 millones de kilos.