Así lo estableció la CAME para el mes de noviembre.

La diferencia entre los precios entre el productor y el destino subió un 5,8% en noviembre, 22,8% por encima que en el mismo mes de 2017. En promedio, el consumidor pagó 5,25 veces más de lo que se cobró en origen, según un relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came).

El Indice de Precios entre Origen y Destino (IPOD) agrícola en noviembre alcanzó un valor de 5,66 veces, un 7% más que en octubre último y 28,9% más que en igual mes de 2017.Mientras que el IPOD ganadero bajó 1,1% y se ubicó 3,59 veces, es decir un 7,9% por debajo de noviembre de 2017.

Según se informó, para noviembre de 2018, en “un mercado enmarcado por la caída en las ventas, particularmente las frutas como naranja, mandarina, pimiento rojo y calabaza registraron los mayores incrementos en la brecha del mes de noviembre, siendo los tres primeros por la fuerte baja en los precios al productor y en el caso de la calabaza por la suba de precios al consumidor”.

La participación promedio del productor descendió un 3,9%, de 22,9% en octubre a 22% en noviembre. Es un número muy bajo, especialmente para productos como naranja, donde le productor apenas recibió el 7,3% del precio final o el pimiento rojo, con 11,7%. En cambio, para el huevo y la carne de pollo la situación es más favorable teniendo en cuenta que el productor se llevó casi el 40 % del precio que pagó el consumidor final.