También lo hizo la cadena de heladerías Pérsico. La compañía tiene 160 empleados en Pilar y 140 en Tres Arroyos y podrían quedar sin empleo.

En un contexto recesivo y de fuerte caída del consumo, la fábrica de cereales 3 Arroyos y la cadena de heladerías Persicco solicitaron la apertura de sus concursos preventivos, lo que pone en riesgo las fuentes laborales de más de un centenar de trabajadores .

Fundada hace 30 años, en sus principios 3 Arroyos se dedicaba a la elaboración de avena para abastecer a la industria alimenticia, hasta que en la década del ’90 comenzó a desarrollar su propia línea de barras de cereales.

Según informaron trabajadores de la planta (posee dos ubicadas en la ciudad bonaerense homónima y otra en Pilar), la empresa tenía problemas para afrontar los pagos desde hace varios meses.

Fuentes de la firma explicaron que la devaluación y la crisis financiera la dejaron sin acceso al crédito necesario para continuar con la producción.

Los operarios convocaron a una movilización para este jueves a las 17 que llama “a todos los tresarroyenses solidarios y de buen corazón a participar por continuidad laboral y el pago de los haberes atrasados”.

Desde STMTA (Sindicato de Trabajadores Municipales de Tres Arroyos) pidieron “defender las fuentes laborales de nuestra ciudad y el país, y decirle NO a un modelo económico que empobrece a los sectores populares”.

La crisis también golpea al helado artesanal

Por su parte, la cadena de heladerías Persicco solicitó acogerse al concurso preventivo de crisis tras declararse en cesación de pagos en abril.

La situación pone en riesgo los puestos de trabajo tanto directos como indirectos, a través de sus franquicias.

La cadena, fundada en 2003 por los ex dueños de Freddo, está ligada en la actualidad al grupo financiero Tutelar, y cuenta con 20 locales, entre propios y franquicias, en Capital Federal, Gran Buenos Aires y la Costa Atlántica.

Las cosas no están mejor para Freddo, que en septiembre anunció el cierre de su planta en Balvanera.