Al regresar de la primera bilateral con su par brasileño, el presidente viajó en helicóptero junto con el gobernador de la Provincia, Domingo Peppo. Visitó un centro de evacuados y conversó con algunos afectados.

Luego de su reunión bilateral con Jair Bolsonaro en Brasil, el presidente Mauricio Macri visitó la provincia de Chaco, uno de los distritos más afectados por las inundaciones en el Norte del país.

El jefe de Estado realizó una escala de su viaje de regreso dese el país vecino y se mostró junto al gobernador local Domingo Peppo sobrevolando la localidad de Barranqueras, una de las zonas afectadas.

También conversó con los pobladores afectados por las inundaciones. En Resistencia, el Presidente visitó la Base de Apoyo Logístico de ayuda a los afectados por las inundaciones, cuyo número superó los dos mil afectados.

El Presidente realizó la visita acompañado por los ministros de Defensa, Oscar Aguad, y de Seguridad, Patricia Bullrich, entre otras autoridades.

Por lo pronto, Chaco es la provincia más afectada por las inundaciones. En la provincia ya hay 2.931 personas que se encuentran evacuadas y permanecen alojados en distintos centros desde hace una semana, cuando se iniciaron las lluvias en gran parte del territorio provincial.

“Es una situación compleja por el carácter de emergencia a nivel nacional, ya que son muchas las provincias involucradas. En algunas por suerte ya hemos logrado la normalización de la situación, particularmente en el este de Tucumán y Santiago del Estero, y otras que siguen en vilo”, comentó Rodrigo Cuba, director Nacional de Respuesta a Emergencias y Desastres de Cruz Roja Argentina.

La municipalidad de la capital chaqueña informó que en los primeros 16 días de enero se registraron 526 milímetros de lluvias, cifra récord que mantiene la emergencia hídrica en la zona de la capital chaqueña, donde volvió a llover en las últimas horas.

La capital chaqueña tiene un promedio anual de lluvias de 1.327 milímetros y los 526 milímetros constituyen un récord absoluto de agua caída que superó el máximo histórico de todo enero de 2018, que fue de 465 milímetros. Esta situación afectó a “4.500 familias y 20.000 habitantes, lo que representa el 6 por ciento de la población”, indicó en un informe el municipio de Resistencia.