La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) lo solicitó al Gobierno.

“En el marco de las inundaciones que afectan a Santa Fe, Santiago del Estero, Chaco, Entre Ríos y Corrientes, desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) enviamos una misiva al jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, y al ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, solicitando tengan a bien declarar la emergencia económica y el desastre agropecuario en las provincias damnificadas”, transmitió la entidad en un comunicado.

“Asimismo, propusimos que se disponga una ayuda financiera especial para todas las actividades económicas perjudicadas por esta situación climática. En este sentido, planteamos la posibilidad de que se otorgue una moratoria amplia para los sectores que generan riqueza como el comercial, industrial y productivo. También pedimos que se implemente el Ahora 12 todos los días en las localidades afectadas”, agregó.

A su vez, requirieron a las entidades financieras públicas que “otorguen tasas de redescuento bonificadas para dar alivio financiero y que las privadas no perciban comisiones por los depósitos en efectivo”.

Y cerraron: “Estas peticiones radican en el garrafal daño que producen estos excesos hídricos no sólo a nivel social, sino en los sectores comercial, productivo y turístico que inevitablemente mermarán sus actividades”.

Cabe destacar que CAME es la única entidad miembro del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR).