Según la Bolsa de Comercio Rosario, las precipitaciones de enero son inéditas tanto por volumen, cobertura y frecuencia.

“Sin tregua y con días por delante que pueden ser muy complicados por nuevas descargas, las lluvias impiden concretar siembras y resiembras, aparte de que arrasaron con lotes implantados en el norte Argentino”, advierte el último informe de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) que confecciona la entidad bursátil.

En este escenario, y ante la gran presión pluvial que se mantiene sobre gran parte del país, y en especial en el centro y norte, la Bolsa rosarina realizó un segundo ajuste de la superficie sembrada en soja. La intención de siembra se reduce ahora en 200 mil hectáreas más y el área nacional pasa a totalizar 18,6 millones de hectáreas. La semana pasada, la Bolsa ya había hecho un primer recorte de área por los excesos hídricos de 100 mil hectáreas.

“Pero los pronósticos que alertaban por nuevas descargas se han cumplido con un impacto y una gravedad mayor de la que se esperaba. El descuento de hectáreas se hace en Santiago del Estero, Chaco, Entre Ríos, norte y centro sur de Santa Fe y sobre el centro de Buenos Aires”, precisa la GEA.

Además del recorte, hay muchos lotes que ya están implantados no lo están pasando nada bien.  Según el informe, las lluvias elevan a 2,2 M las hectáreas implantadas con soja que están en condiciones regulares a malas, en las que 500 mil ha están muy comprometidas por los excesos hídricos.