Así lo informó la Federación de Empresas Navieras Argentinas (FENA). La medida de fuerza comenzó el viernes y afectó al 90% de la flota nacional.

Como consecuencia de la medida de fuerza que desde el viernes llevan a cabo los trabajadores del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), se calcula que unos 70 buques permanecen parados, produciendo durante el fin de semana pérdidas millonarias que superan los u$s 2.000.000.

Así se desprende del comunicado que emitió la Federación de Empresas Navieras Argentinas (FENA), entidad que aseguró que la medida de fuerza afectó al 90% de la flota nacional.

“En caso de que esta medida persista, podría producirse un total desabastecimiento de combustible y de mercaderías de primera necesidad en todo el territorio argentino. Queda en evidencia que no sólo se está afectando a la marina mercante Argentina, sino también se perjudica a la economía de nuestro país, a los sectores productivos y al público en general”, advirtieron desde la Cámara.

Estamos ante la presencia de una medida de fuerza injustificada y extrema, el SOMU no tuvo nunca vocación de diálogo: FENA firmó acuerdos de recomposición salarial, con todos los gremios del sector, con excepción del SOMU. Este sindicato no quiso participar de las negociaciones, sin embargo, a todos los marineros se les recompuso el salario”, añade el comunicado.

Por su parte, el SOMU informó que la protesta surge “ante la falta de respuestas satisfactorias y coherentes” y “el desconocimiento de una lógica paritaria por el aumento del costo de vida”.