El organismo publicó una serie de recomendaciones para los productores teniendo en cuenta las cuestiones sanitarias asociadas al traslado de hacienda en aquellas zonas afectadas.

Frente a las inundaciones que están afectando a la producción agropecuaria y varias poblaciones del interior de nuestro país, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) publicó una serie de recomendaciones para los productores teniendo en cuenta las cuestiones sanitarias asociadas al traslado de hacienda en aquellas zonas afectadas.

Los especialistas del Senasa comentaron que la creciente de los ríos y la
inundación de zonas habilitadas “constituyen un escenario propicio para la
contaminación de las aguas, la multiplicación de animales vectores de
enfermedades como roedores e insectos, así como el desplazamiento de su
entorno natural de animales como víboras, alacranes y arañas venenosas, a
otras regiones donde representan un riesgo inesperado para la población.

Las enfermedades que se ven comúnmente favorecidas por estas condiciones climáticas son: el dengue, la leishmaniasis, la leptospirosis, la fiebre de chikungunya y el virus zika, entre otras.

Ante este panorama, desde el organismo que conduce Ricardo Negri, recomiendan:

-Conservar los alrededores de las casas y los corrales libres de basura y
escombros y combatir la presencia de roedores.

-Una vez que se retire la inundación, se debe eliminar el agua que haya
quedado estancada.

-Desechar de forma segura los animales muertos y todos los objetos que hayan sido afectados por el agua y puedan servir de refugio a roedores, mosquitos y otros animales.

-Vacunar contra la leptospirosis y desparasitar al ganado y a los perros. Consultar al veterinario respecto del plan más adecuado.

-Consultar de inmediato al veterinario ante la ocurrencia de cambios de comportamiento y/o alteraciones en la salud de los animales.