Se trata del Foro para el Progreso de América del Sur que pretende defender la integración regional, escapar a los liderazgos hegemónicos y promover la democracia real en el Cono Sur.

El legado de Hugo Chávez, Evo Morales y Néstor Kirchner, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), se enfrentarán con la posición política de Jair Bolsonaro, Mauricio Macri e Iván Duque, que avalan la creación del Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur), un organismo multilateral que pretende defender la integración regional, escapar a los liderazgos hegemónicos y promover la democracia real en el Cono Sur.

“Unasur ya murió, de manera literal, y el Prosur es un foro que servirá para evitar que lleguemos a Venezuela”, dijo Bolsonaro a los periodistas cuando arribó a Santiago de Chile.

Con la muerte de Chávez, el triunfo de Macri ante Daniel Scioli y la llegada al poder de Piñera en Chile y Bolsonaro en Brasil, un nuevo capítulo geopolítico se inició en Sudamérica. Ya no habría una hegemonía por izquierda, ni tampoco una diplomacia regional que sólo miraba con interés cómo actuaban adversarios globales de la Casa Blanca. El triunfo de Donald Trump sobre Hillary Clinton profundizó esta perspectiva ideológica y la posible creación del Prosur es un reflejo más del cambio de paradigma. Piñera y Duque son los ideólogos del Prosur, y a continuación se sumaron Macri y Mario Abdo Benítez, presidente del Paraguay. Hasta la semana pasada, Brasil tuvo una posición equidistante, que se movió hacia el aval del Prosur después de la visita que protagonizó Bolsonaro a Washington. Trump recibió con honores al presidente brasileño y ya no hay dudas sobre la alianza estratégica entre DC y Brasilia.

A la negociación para crear el Prosur, Chile cursó invitaciones a la Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú Surinam y Uruguay. Estaba previsto que concurriera Juan Guaidó, pero Piñera actuó con cautela diplomática y congeló la invitación del presidente interino de Venezuela.

En este contexto, si no hay cambios en la agenda regional, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú y Paraguay, estarán dispuestos a avalar la eventual creación del Foro Prosur. Mientras que Bolivia, Surinam y Uruguay no firmarán el documento liminar que instará a los cancilleres a iniciar una ronda rápida de negociaciones para crear el Prosur antes que concluya 2019.