La divisa moderó el alza ante la expectativa del mercado por el inminente acuerdo (ampliado) del Gobierno con el FMI.

En medio de la incertidumbre por la renuncia del titular del Banco Central, Luis Caputo, el dólar llegó a tocar los $ 40 pero finalmente moderó el alza ante la expectativa del mercado por el inminente acuerdo (ampliado) del Gobierno con el FMI y una nueva intervención de la autoridad monetaria en futuros, aunque no así en la plaza de contado. De esta manera, el billete cerró este martes con una suba de 77 centavos a $ 38,91 en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de ámbito.com.

En el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la divisa subió 80 centavos a $ 38,10, en una rueda en la que el BCRA intervino en los plazos más cortos de los mercados de futuros en momentos en que la cotización en el segmento mayorista tocó máximos en $ 39,30.

La escasa profundidad de la oferta privada provocó una escalada de la cotización del dólar en el sector donde operan los grandes jugadores. Los mínimos de la fecha, en la que se operaron u$s 245 millones (57% menos que ayer), se anotaron en los $ 37,70 en los momentos de mayor intensidad de la acción oficial. En ese contexto, el paro de 24 horas en protesta contra el ajuste implementado por el Gobierno afectó la cantidad de operaciones.

Cabe destacar que la segunda dimisión de un presidente del BCRA en menos de cuatro meses sorprendió al mercado que registró la primera operación una hora más tarde de la apertura.

“El inesperado anuncio de la renuncia del presidente del Banco Central, conocido momentos antes de la apertura del mercado de hoy, generó cierto desconcierto que se tradujo en un aumento de la demanda por cobertura sin una contraparte equivalente del lado de la oferta privada”, afirmó Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio.

El ahora extitular del BCRA le presentó la renuncia al presidente Mauricio Macri, quien se encuentra aún en Nueva York junto al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en una misión que busca cerrar un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional para ampliar el préstamo de u$s 50.000 millones y llevar calma a los mercados en medio de la “tormenta” financiera que atraviesa el país.

Por su parte, el designado presidente de la autoridad monetaria, Guido Sandleris, aseguró esta tarde que el objetivo de su gestión será “reducir la inflación” y destacó que trabajará para “recuperar la estabilidad y previsibilidad de precios que la economía argentina tanto necesita”.