Con subas de hasta el 170% harinas, pan y aceite encabezan las listas.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INDEC) informó este jueves que la inflación en noviembre pasado fue del 3,2% y acumula en el año 43,9%. Sin embargo en el desagregado por las distintas divisiones que se tienen en cuenta para calcular el avance de los precios, “Alimentos y bebidas no alcohólicas” excede ampliamente el nivel de inflación general.

Según el INDEC los alimentos y bebidas no alcohólicas subieron en los primeros 11 meses del año un 48,6%, casi 5 puntos por encima del nivel de inflación general y sólo superado por el rubro “Transporte” (subió 62,9% en el año).

La canasta de alimentos y bebidas que tiene en cuenta el INDEC para sus mediciones subió muy por encima del índice de salarios y las jubilaciones. Sin embargo cuando se realiza el desagregado por producto las diferencias son abismales.

El caso más emblemático es el de la harina que acumula una alza del 169,91% en lo que va del año. La disparada del precio de la harina desde que asumió Mauricio Macri la presidencia está directamente ligada a su decisión de eliminar las retenciones al trigo. Al hacerlo, Macri dolarizó el precio de la harina y la abrupta devaluación del peso frente al dólar registrada este año explica la disparada.

Los fideos subieron un 90,01% en el año y el pan francés un 75,90%, también afectados por la quita de retenciones al trigo, mientras que la docena de huevos subió un 84,06%.