Tras la difusión de un pedido de quiebra que habría realizado el Banco Macro, la empresa emitió un comunicado en el que asegura que “alcanzó un principio de acuerdo con los Comités de Acreedores financieros”.

“Molino Cañuelas alcanzó un principio de acuerdo con los Comités de Acreedores financieros, integrados por instituciones multilaterales de crédito y financieras internacionales, como así también varios de los más importantes bancos públicos y privados nacionales, que representan un porcentaje abrumadoramente mayoritario del total de su deuda financiera, lo que nos augura un apoyo decisivo en el proceso de continuación de nuestras operaciones industriales y comerciales, en forma normal”, informó la empresa a través de un comunicado.

Y agregó, en este punto que “las partes del acuerdo se encuentran trabajando activamente en la instrumentación de la documentación definitiva”.

Molino Cañuelas cuenta con 21 plantas industriales y más de 3500 empleados, lo que la posiciona como uno de los productores de alimentos más importantes de la región (especializado en la elaboración de harinas, aceites, galletitas, panificados, pre mezclas para pizzas y alimentos congelados, entre otros) y llegando con sus  productos a más de 60 países en los 5 continentes.

Además, este miércoles por la mañana, Juan Manuel González Capra, director de Asuntos Legales y Corporativos de la empresa, expresó a Cadena 3: “Estamos trabajando para que este acuerdo se homologue, tras haber obtenido este principio de acuerdo”.

Sobre las causas de esta situación, “la empresa ha crecido mucho, a más del 10% anual promedio desde hace décadas y esto se hizo con el apoyo de los bancos, esto se complementaba con una salida a la Bolsa, que no se pudo complementar y eso obligó a empezar a trabajar en una reprogramación de los vencimientos financieros”. Y agregó: “La empresa no está en riesgo, es sólida y grande y hay una cuestión financiera puntual en la cual hay una mayoría abrumadora del acuerdo”.