De acuerdo a las proyecciones de las consultoras privadas, la inflación de noviembre marcará un descenso importante respecto a las cifras muy duras de septiembre y octubre, cuando en sólo dos meses sumó un 11,9%.

En el Gobierno sacan “cuentas alegres” considerando los índices anteriores, pero sigue siendo una cifra alta para un período tan corto. En ese sentido, según lo que indica Infobae, por el momento seguirán conviviendo datos de actividad muy negativos con algunas señales favorables.

De acuerdo a los números de consultoras como Elypsis, que durante el año han tenido números muy cercanos a los del Indec, el índice de inflación de noviembre se ubicaría cerca del 2,8%.

El descenso es marcado respecto al 6,5% de septiembre y 5,4% en octubre, por lo que los especialistas estiman que se está sintiendo el efecto de las medidas del Banco Central, que estabilizó el dólar y elevó las tasas de interés y generaron un importante efecto sobre la inflación que apunta -proyectando para este mes- llegaría a niveles cercanos a 2% en diciembre.

Los cálculos auspiciosos para diciembre se basan en que para esta fecha hay pocos elementos que impulsen subas de precios, especialmente después que YPF y Shell anunciaran una baja en el precio de la nafta. Aunque fue baja, a lo que más apuntan en las consultoras es que no se registraría una nueva suba durante el mes.