La restitución de las retenciones le aportará a las arcas oficiales unos $ 280 mil millones en 2019, según los cálculos de Hacienda. La soja volvería a tributar cerca de 30% de retenciones.

Según precisó el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, se adelantará el esquema de baja de la alícuota para las exportaciones de poroto, harina y aceite de soja,y al mismo tiempo, todos los productos que se exportan tendrán retenciones.

La oleaginosa queda gravada con retenciones como todos los demás granos, que no estaban afectadas por derechos de exportación, pero pasó del 25,5 al 18%, más el gravamen general de $4 por dólar que ahora tributarán el maíz, el trigo y todos los demás granos, lo cual representa un 11% adicional.

Ese gravamen de “$4 por dólar para las exportaciones primarias” redundaría en que los otros dos principales cultivos, el maíz y el trigo, que desde diciembre de 2015 habían dejado de pagar retenciones del 20 y 23%, respectivamente, pasarán a tributar un 11% aproximadamente. Asimismo, se hizo una distinción para productos industrializados, que pagarán $3 y no $4, como estímulo al agregado de valor de todos los productos que se vendan al exterior.

El nuevo esquema

  • $4 por dólar para las exportaciones primarias
  • $3 por dólar para el resto de las exportaciones

Teniendo en cuenta la cotización del dólar actual de $38,5, las retenciones para los cereales rondarían el 10,5%, y para la soja, el impuesto escalaría aproximadamente al 30%En la medida en que el dólar baje, el impuesto se volverá más perjudicial. Por ejemplo, si el dólar cae a $30, las retenciones para los cereales serán superiores al 13%.  Caso contrario si el dólar llega a $40, y el impuesto bajará a 10% para el mismo ejemplo.